oscar espinosa villarreal

Oscar Espinosa Villareal


Habiendo nacido en el Distrito Federal el 23 de noviembre de 1953, cursé los años correspondientes a pre escolar, primaria, secundaria y preparatoria en el Instituto Cumbres, en donde terminé esos estudios por ahí de 1971 a los 18 años de edad.


En el año de 1972 inicié mis estudios de Licenciatura en Administración en la Universidad Nacional Autónoma de México. Simultáneamente, al inicio de mi carrera a través de una agencia de empleos conseguí mi primer trabajo formal en una agencia distribuidora de motocicletas. De ahí, con motivo de la venta de una motocicleta que hice a un despacho de agentes de seguros (Asesores Profesionales en Seguros y Fianzas, S.C.) me invitaron a vender seguros, de sonde pasé a ser agente y posteriormente supervisor de agentes de seguros en Seguros La Comercial, S.A.

Semblanza


Repitiéndose la historia, por ahí de 1975, al conocer con motivo de los seguros a un Agente de Bolsa llamado Badri Hamdan Amad, éste me invitó a acompañarlo en la aventura de formar una Casa de Bolsa, lo cual acepté con enorme ilusión por tratarse de algo tan diferente, excitante y desconocido para mí, hasta entonces. Ahí inicia propiamente mi actividad profesional en el sector financiero privado, en donde me desempeñé como socio de una casa de bolsa, apoderado para realizar operaciones con el público y operador en el salón de remates de la Bolsa Mexicana de Valores, en ese entonces ubicada en la calle de Uruguay, en el centro histórico.


Finalmente vendí mi participación en la empresa en el año de 1980, para incorporarme como su primer director general a la Asociación Mexicana de Casas de Bolsa fundada ese mismo año por 25 casas de bolsa con fines de representación y apoyo para el desarrollo del mercado de valores. Ahí estuve alrededor de dos años, al término de los cuales, a la edad de 28 años, fui invitado por el Lic. Alfredo Baranda, Secretario de Finanzas del Gobierno del estado de México, a integrarme al equipo del Gobernador Alfredo del Mazo González, como titular de la Dirección General de Tesorería y Crédito del Gobierno del Estado. Así, en 1982 iniciaría mi carrera en el sector público.


Después de 4 años en esa posición, el Gobernador Del Mazo fue llamado a integrarse al gabinete del presidente Miguel de la Madrid y en su lugar fue designado por el Congreso Mexiquense como gobernador interino, el Lic. Alfredo Baranda, quien había sido mi jefe directo y quien al asumir el cargo me invita a ser su Secretario Particular, cargo que ocupé hasta la entrega del gobierno en septiembre de 1987.


En el mes de noviembre de 1987, el entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Gustavo Petricioli, me invita a integrarme al equipo de Nacional Financiera, encabezado por Ernesto Marcos Giacoman, con la misión de contribuir al rescate de un maltrecho mercado de valores. A inicios del gobierno encabezado por Carlos Salinas de Gortari, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Dr. Pedro Aspe Armella, me invita a nombre del Presidente de la República a encabezar la Comisión Nacional de Valores, como su presidente, cargo que ocupé hasta el mes de diciembre de 1991. En la segunda mitad del mandato de Carlos Salinas de Gortari, en enero de 1992 asumí el cargo de director general de Nacional Financiera, nombramiento presidencial que recayó en mi persona.


Ahí estuve hasta el mes de diciembre de 1993, fecha en que fui invitado por el entonces candidato presidencial, Luis Donaldo Colosio a integrarme como secretario de finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, a cargo, entre otras cosas, de las finanzas de la campaña presidencial recién iniciada.


A la muerte de nuestro candidato presidencial, asesinado el 23 de marzo de 1994, asumió la candidatura a la presidencia de la república el Dr. Ernesto Zedillo quien me invita a permanecer en la misma responsabilidad, lo que hago hasta unos días antes de que el presidente electo protestara como tal en el mes de diciembre de 1994.


Al tomar posesión, Ernesto Zedillo me designa Jefe del departamento del Distrito Federal, cargo que asumo el mismo día en que él protestaba como Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Al frente de esa responsabilidad participé activamente en la reforma política que permitiría que el gobernante de la ciudad capital fuera electo y no designado, como hasta ese entonces, por el Ejecutivo Federal. En ese cargo permanecí hasta la toma de posesión del primer Jefe de Gobierno de la Ciudad de México el 5 de Diciembre de 1997.


Ese mismo día, el Presidente de la República me designó Secretario de Turismo, cargo en el que permanecí hasta Agosto del 2000, fecha en que renuncié al cargo para poder enfrentar los procesos legales que quienes me sucedieron en el gobierno capitalino iniciaron en mi contra. La preservación de mi integridad y de mi libertad, me obligaron a ausentarme de México y a seguir un azaroso camino que duró seis años, después de los cuales, la primera sala penal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, declaró improcedente todo lo actuado en mi contra, canceló todas las penas que me habían sido impuestas y decretó mi libertad absoluta.


A partir de esa fecha, me he desempeñado en el campo de la consultoría, a través de dos empresas: Bufete Consulta, S.A. de C.V. y Contorno Centro de Prospectiva y Debate, S.A. de C.V., empresa, ésta última que fundé junto con dos de mis hijos, Oscar y Jimena y que nació como lo que se conoce como un “think Tank”, ahora dedicado a la consultoría en materia de políticas públicas y posicionamiento estratégico.


Para aquellos interesados en profundizar en algún aspecto de cuantos se incluyen en esta semblanza, en el libro Claroscuros del Poder, reflexiones a la distancia editado por la editorial de Miguel Angel Porrúa, que publiqué recientemente narro con mayor detalle este recorrido claroscuro que ha sido mi vida.