¡Menudo compromiso electoral con el país tenemos los mexicanos este próximo domingo 6 de junio! No tengamos ninguna duda de que, sin exagerar, ese día se definirá, en buena medida, el futuro de México. Dentro de cuatro días se renovará la Cámara de Diputados federal, se elegirán 15 gubernaturas y 1,063 diputaciones estatales. Adicionalmente, a nivel municipal, en el nivel de gobierno más cercano a la gente, se elegirán 1,923 alcaldes en los 32 estados. Muy significativo resulta también que, gracias a la reforma electoral de 2014, que estableció la reelección de diputados, 213 de esos legisladores federales buscarán reelegirse.

Las elecciones intermedias de 2021 representan un reto de gran complejidad, tanto para los partidos y las autoridades electorales, como para los mismos ciudadanos que concurriremos a las urnas ejerciendo nuestros derechos políticos. Estas son las elecciones con el mayor padrón electoral en la historia, pero las elecciones intermedias han implicado a lo largo del tiempo una participación baja si se comparan con las concurrentes para la elección del Ejecutivo Federal. Estas elecciones, suelen interpretarse por los analistas como un voto de confianza o de rechazo al presidente y al proyecto político que encabeza, como el líder de facto de su partido, MORENA. Un proyecto político que ha planteado un supuesto rompimiento con diversas tendencias de la política mexicana de las últimas décadas.

El entorno, decíamos, es complejo, destacadamente por la presencia de un disruptivo y amenazante jugador, que, sin empacho, actúa contra los candidatos y amenaza la tranquilidad que buscan los ciudadanos para esta jornada; me refiero a la violencia. Una violencia desalmada e intencionada que proviene de los más oscuros intereses políticos y criminales. Una violencia que parece haberse enseñoreado y que en algunas regiones pareciera controlar las mismas actividades proselitistas, vía la descarada intimidación de los actores políticos.

El “Estudio Comparativo Sobre la Participación Ciudadana en las Elecciones Federales de 2009, 2012 y 2015” del INE señala que entre 1991 y 2015 la participación en elecciones intermedias fue de 51.3%, mientras que en elecciones presidenciales fue de 65.4%. Las mujeres participan seis puntos porcentuales más que los hombres en intermedias y el grupo que menos participa son los jóvenes de 20 a 29 años, con una participación de sólo 35%, mientras que el grupo más activo son quienes tienen entre 60 y 69 años con 58% de participación. San Luis Potosí, Michoacán, Morelos y Jalisco son los estados con más participación durante intermedias, mientras que los estados con menor participación son Sinaloa, Aguascalientes, Chihuahua y Baja California.

En la comparación de encuestas en el evento de El Financiero Meet Point del 28 de mayo, Lorena Becerra, directora de Encuestas de Grupo Reforma, señaló que MORENA podría obtener victorias en casi la mitad de las gubernaturas: Baja California, Colima, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas, mientras que Baja California Sur podría tener una victoria de Va Por México, Querétaro del PAN y Nuevo León de Movimiento Ciudadano. Los otros estados están competidos sin un ganador claro. Roy Campos de Mitofsky espera que sean nueve estados los que ganen MORENA o sus aliados, por ejemplo, el PVEM en San Luis Potosí, y Alejandro Moreno de El Financiero percibe un escenario de entre 8 y 11 gubernaturas para MORENA. Y con la información que se ha publicado posterior a este evento, la contienda aparece aún más competida.

En estos estados, al primero de junio, los márgenes más cercanos de preferencias entre casas encuestadoras se encuentran en Sonora, San Luis Potosí, Nuevo León, Guerrero y Chihuahua, y los márgenes de error no permiten identificar a un ganador. Este es un reflejo de la polarización que está dividiendo a la sociedad en dos extremos. La encuesta de El Financiero para el 2 de junio sobre preferencias encuentra que: 46% de los entrevistados votará por la coalición de MORENA, PT, PVEM (39% de ellos por MORENA), y 44% por la coalición PRI, PAN, PRD.

La Ciudad de México ha experimentado un cambio de preferencias a raíz de la pandemia y los sucesos de la línea 12 del metro. El deterioro del apoyo a plataformas de izquierda se puede observar en las últimas encuestas de El Financiero y Massive Caller antes de las elecciones. En Álvaro Obregón, la tendencia favorece a la coalición Va Por México, distanciándose del segundo lugar por 5 puntos porcentuales. Este efecto también se vio presente en Coyoacán, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tlalpan y Tláhuac, mientras que el PAN conservará Benito Juárez y el PRI Cuajimalpa. Por otro lado, MORENA-PT tendrá victorias en Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Milpa Alta, Venustiano Carranza y Xochimilco. La alcaldía Cuauhtémoc, tiene las mayores variaciones entre casas encuestadoras: Mitofsky espera una victoria de Morena; Massive Caller observa un empate al primero de junio, y Reforma espera una victoria de Va Por México.

En la Cámara de Diputados, la agregación de encuestas que realiza la encuestadora Oraculus proyecta entre 207 y 243 curules para MORENA. Aún en el escenario más bajo, sus aliados podrían obtener 43 (para PVEM) y 39 (para PT) curules. La segunda fuerza sería el PAN con 64 a 89 curules y en tercer lugar el PRI con 48 a 72 curules. Es interesante notar que diversas casas encuestadoras describen un escenario en el que la preferencia por PRI y PAN se mantiene baja, pero estable a lo largo de las campañas, con 15% individualmente y 30% combinados, mientras que la de MORENA se ha deteriorado de 57% a 41% durante este año. Según las proyecciones, los tres nuevos partidos no alcanzarían el umbral de 3% para conservar el registro.

La preocupación por la violencia tiene un sólido sustento, si tomamos en cuenta lo que ha sucedido durante este proceso. Según Integralia, militantes, activistas, funcionarios y periodistas han sufrido 169 ataques, 143 de los cuales tuvieron consecuencias fatales, incluidas 88 muertes de candidatos, siendo Veracruz y Oaxaca los estados más violentos de la contienda. La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ha brindado protección a 117 candidatos, según el último reporte de Integralia. De los asesinatos, 36% han sido dirigidos contra la coalición PRI, PAN, PRD, mientras que 20% han sido contra miembros de MORENA, y el enfrentamiento territorial de los cárteles se ha reflejado en amenazas para que los candidatos salgan de la contienda.

México requiere urgentemente de un fortalecimiento del equilibrio político y de verdaderos contrapesos que enriquezcan la vida democrática y contribuyan a un mayor debate y sensatez en la toma de decisiones que nos afectan a todos. Ello solo se logrará con una verdadera cruzada electoral ciudadana que nos lleve a todos, como nunca antes en una intermedia, a las urnas. Y esto lo saben quiénes se sienten amenazados y por ello recurren a sembrar el miedo y la zozobra, pero no deben salirse con la suya y nosotros sí debemos hacerlo. Demostremos nuestro amor por México y vayamos todos a votar. ¡Cumplamos el compromiso que tenemos con México este domingo 6 de junio de 2021!

Leave a comment